Cómo descansar en natación

Cómo descansar en natación

Los descansos de natación son mucho más importantes de lo que podrías pensar. Lleva cuerpo y mente al estado necesario para realizar tu mejor entrenamiento.

DESCANSOS EFECTIVOS

Seguramente hayas encontrado cientos de miles de webs en las que se describen ejercicios y entrenamientos para mejorar tu rendimiento. Todas te indican series de velocidad, trabajos de fuerza, resistencia, técnica… y entre las diferentes sesiones simplemente dejan tiempos “vacíos”. Se limitan a indicarte un tiempo en el que no hacer nada, tan solo descansar. Pues ha llegado la hora de que empieces a trabajar en esos “tiempos muertos”.

NATACIÓN: CUERPO Y MENTE VAN DE LA MANO

La natación es un deporte técnico. Muy técnico. A menudo se compara con el golf ya que la brazada perfecta podría parecer tan complicada como el swing perfecto. En el golf, como en la natación, la concentración es parte determinante de cada golpe, de cada brazada. En los campos de golf se mantiene silencio sepulcral los instantes antes de que el golfista haga contactar su palo con la bola. Algo así buscan los nadadores en la cámara de llamadas de camino al poyete de salida, máxima concentración. A lo mejor tan solo van a nadar 50m pero saben que una distracción puede significar décimas de segundo que valen medallas.

LA PAUSA EN LA VIDA DIARIA

No sólo en el deporte necesitamos hacer los descansos pertinentes. En nuestra vida diaria la fatiga física y mental están perpetuamente acechando y necesitamos de los descansos para retomar nuestra tarea. Nadie, por muy capacitado que esté física y psicológicamente puede permanecer concentrado en una misma tarea un largo periodo de tiempo.

Evidentemente no todos tenemos las mismas cualidades. Hay quienes son capaces de conseguir altos grados de concentración y actividad física durante mucho tiempo mientras que otros necesitan de pequeños descansos mucho antes. La parte física es muy variable pero, evidentemente, se puede entrenar. ¿Qué ocurre con la concentración?

 

¿Podemos entrenar la concentración?

Pues sí, la concentración es como un músculo y se puede entrenar. Así lo hacen los grandes jugadores de tenis a sabiendas de que esta juega un papel importantísimo en su deporte. El partido de tenis más largo de la historia duró 11 horas y 5 minutos, fue en 2010 y lo disputaron John Isner y Nicolas Mahut. ¿Imaginas el nivel de concentración y de aguante de presión que tienen estos jugadores? Su capacidad de concentración durante tanto tiempo fue tan importante como su físico y tienen que entrenarla día a día.

 

NO SEAS ROBOT DE PISCINA

En las calles de nado libre es muy habitual encontrar nadadores que llegan, se echan al agua, nadan la misma distancia que el día anterior ( y el ante-anterior, y el ante-ante-anterior…), terminan y se van. Esto es lo que llamamos “robots de piscina”. Su concentración durante el ejercicio es mínima. Utilizan las sesiones de piscina para pensar en la lista de la compra, planificar la semana de trabajo, organizar lo que van a hacer al terminar en la piscina… Seguramente encuentren la natación como algo relajante ya que la endorfina es una hormona realmente potente, ¿pero podrían desconectar completamente de las preocupaciones a la vez que mejoran su natación? Evidentemente sí y la mejor manera es planificando sus entrenamientos.

 

empieza a dar sentido a tus largos

Muchos entrenamientos se limitan a dar números: distancias, repeticiones, segundos de descanso… Así, sin más, un entrenamiento podría ser:

3x1000m con 2 minutos de descanso.

Muchos nadadores aficionados han cogido esta idea y la han llegado a simplificar aún más: “Nado tres días en semana y cada vez que voy me hago 80 largos”. La verdad es que así es habitual que haya gente que diga “Nadar es que me aburre…”. Ese tipo de entrenamientos son realmente aburridos y completamente ineficaces.

La mejor manera de comenzar a mejorar tu natación es dándole sentido a cada largo y a cada descanso. No nades por nadar, piensa que cada brazada es una oportunidad de mejora; un grano de arena que junto a todas los que das en una sesión conseguirán que mejores día a día. Así, con un elevado nivel de concentración, podrás imprimir toda la información que tu sistema nervioso necesita para realmente mejorar en la natación. Pero claro, esto tiene un precio: no puedes estar toda una sesión con un nivel de concentración máximo.

 

relaja cuerpo y mente

Cuando descanses apártate de la zona de nado. El mejor sitio es la esquina entre la corchera y la pared. A mucha gente le ayuda no hablar con nadie y concentrarse en el entrenamiento. Siéntete como el boxeador que entre asalto y asalto acude a la banqueta de su rincón a tomar aliento mientras su entrenador le ayuda a afrontar el combate. En este caso el mejor entrenador eres tú. No hay nadie como uno mismo para entender cómo ha dado la brazada, qué ha fallado, qué se puede mejorar, dónde te has despistado… Por ello, durante las pausas que tengas cierto tiempo (entre bloque y bloque) intenta pasar por los siguientes puntos:

1. En qué he estado trabajando y qué puedo mejorar.

2. Distráete sólo lo justo, bebe agua, dale un respiro a tu cuerpo y a tu mente.

3. Vuelve al ataque. Como el boxeador que escucha la campana para volver al combate mientras su entrenador intenta definir una estrategia para el siguiente asalto.

Esta estructura simple te ayudará a refrescarte en tus descansos a la vez que consigue mantener un cierto grado de concentración. Para poder conseguir algo así necesitas que la sesión tenga un propósito que entiendas y veas alcanzable.

 

 trabajo de oficina

Cuando la gente sale a correr su entrenamiento suele ser algo así:

1. Me pongo las zapatillas y bajo al portal.

2. Corro el tiempo que me apetece.

3. Vuelvo a casa y me ducho.

Este es un error que cometen muchos runners y no queremos que tú también lo hagas en la piscina. Los entrenamientos han de ser con un fin, estimulantes y con una idea más o menos concreta. Con esta premisa avanzarás mucho más rápido, te cansarás menos, te serán más entretenidas tus sesiones de piscina y te irás conociendo mejor a ti mismo.

Si estás siguiendo un entrenamiento párate a pensar en cuáles son los objetivos del entrenamiento, para qué sirve cada ejercicio. Si eres tú mismo el que se diseña cada sesión dedica un tiempo a esta programación. Entiende que el “trabajo de oficina” es necesario para tu entrenamiento. Es preferible que dediques unos minutos a realizar un buen entrenamiento (incluso si tienes que restar tiempo a tu sesión) y a comprender qué debes mejorar y cómo hacerlo. Esto te ayudará a ceñirte a los ejercicios y a recompensarte con las pausas justas y necesarias. Conseguirás trabajar un alto grado de concentración durante la sesión y tus pausas serán mucho más productivas.

[vc_row][vc_column width=”1/2″ offset=”vc_col-md-4 vc_col-sm-offset-0″][attractive_button link=”url:javascript%3Ahistory.back()||” font=”variant:300|name:Open Sans Condensed|size:25″ font_color=”#ffffff” bg=”#094c84″ radius=”5″ width=”200″ height=”75″ center=”1″ full_width=”0″ icon_on=”1″ icon_top=”0″ icon_bold=”0″ hover_on=”0″ icon=”font:FontAwesome|char:_f060″ icon_size=”50″ hover_effect=”wobble-horizontal” icon_margin=”0px 0px 0px 20px” margin_out=”10px 0px”]Atrás[/attractive_button][/vc_column][vc_column width=”1/2″ offset=”vc_col-md-4″][attractive_button link=”url:http%3A%2F%2Fenatacion.com%2Fejercicios-total-immersion%2F|title:Blog|” font=”variant:300|name:Open Sans Condensed|size:25″ font_color=”#ffffff” bg=”#969696″ radius=”5″ width=”250″ height=”75″ center=”1″ full_width=”0″ icon_on=”1″ icon_top=”0″ icon_bold=”0″ hover_on=”0″ icon=”font:IcoMoon|char:” icon_size=”50″ hover_effect=”grow” icon_margin=”0px 0px 0px 20px” margin_out=”10px 0px”]Blog[/attractive_button][/vc_column][vc_column width=”1/1″ offset=”vc_col-md-4″][attractive_button link=”url:http%3A%2F%2Fenatacion.com%2Fcursos-total-immersion-madrid-malaga-murcia%2F%23proximos-cursos|title:enatacion|” font=”variant:300|name:Open Sans Condensed|size:25″ font_color=”#ffffff” bg=”#e74c3c” radius=”5″ width=”250″ height=”75″ center=”1″ full_width=”0″ icon_on=”1″ icon_top=”0″ icon_bold=”0″ hover_on=”0″ icon=”font:FontAwesome|char:_f073″ icon_size=”50″ icon_margin=”0px 0px 0px 20px” hover_effect=”grow” margin_out=”10px 0px”]Próximos Cursos[/attractive_button][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_basic_grid post_type=”post” max_items=”9″ style=”all” items_per_page=”10″ show_filter=”” element_width=”4″ gap=”0″ orderby=”rand” order=”DESC” filter_source=”category” filter_style=”default” filter_align=”center” filter_color=”grey” filter_size=”md” button_style=”rounded” button_color=”blue” button_size=”md” arrows_design=”none” arrows_position=”inside” arrows_color=”blue” paging_design=”radio_dots” paging_color=”grey” loop=”” autoplay=”-1″ item=”1126″ grid_id=”vc_gid:1461431895504-94ede10e-b0fc-2″][/vc_column][/vc_row][vc_row full_width=”” parallax=”” parallax_image=”” bg_type=”no_bg” parallax_style=”vcpb-default” bg_image_new=”” layer_image=”” bg_image_repeat=”repeat” bg_image_size=”cover” bg_cstm_size=”” bg_img_attach=”scroll” parallax_sense=”30″ bg_image_posiiton=”” animation_direction=”left-animation” animation_repeat=”repeat” video_url=”” video_url_2=”” u_video_url=”” video_opts=”” video_poster=”” u_start_time=”” u_stop_time=”” viewport_vdo=”” enable_controls=”” bg_override=”0″ disable_on_mobile_img_parallax=”” parallax_content=”” parallax_content_sense=”30″ fadeout_row=”” fadeout_start_effect=”30″ enable_overlay=”” overlay_color=”” overlay_pattern=”” overlay_pattern_opacity=”80″ overlay_pattern_size=”” overlay_pattern_attachment=”fixed” multi_color_overlay=”” multi_color_overlay_opacity=”60″ seperator_enable=”” seperator_type=”none_seperator” seperator_position=”top_seperator” seperator_shape_size=”40″ seperator_svg_height=”60″ seperator_shape_background=”#fff” seperator_shape_border=”none” seperator_shape_border_color=”” seperator_shape_border_width=”1″ icon_type=”no_icon” icon=”” icon_size=”32″ icon_color=”” icon_style=”none” icon_color_bg=”” icon_border_style=”” icon_color_border=”#333333″ icon_border_size=”1″ icon_border_radius=”500″ icon_border_spacing=”50″ icon_img=”” img_width=”48″ ult_hide_row=”” ult_hide_row_large_screen=”” ult_hide_row_desktop=”” ult_hide_row_tablet=”” ult_hide_row_tablet_small=”” ult_hide_row_mobile=”” ult_hide_row_mobile_large=”” gmbt_prlx_bg_type=”parallax” gmbt_prlx_break_parents=”0″ gmbt_prlx_smooth_scrolling=”” gmbt_prlx_video=”” gmbt_prlx_video_mute=”” gmbt_prlx_video_force_hd=”” gmbt_prlx_opacity=”100″ gmbt_prlx_video_aspect_ratio=”16:9″ gmbt_prlx_parallax=”none” gmbt_background_repeat=”” gmbt_background_position=”” gmbt_prlx_speed=”0.3″ gmbt_prlx_enable_mobile=”” el_id=””][vc_column width=”1/2″ offset=”vc_col-md-4 vc_col-sm-offset-0″][attractive_button link=”url:javascript%3Ahistory.back()||” effect=”” font=”variant:300|name:Open Sans Condensed|size:25″ font_color=”#ffffff” bg=”#094c84″ border=”” radius=”5″ margin_out=”10px 0px” margin_in=”” width=”200″ height=”75″ center=”1″ full_width=”0″ icon_on=”1″ icon=”font:FontAwesome|char:_f060″ icon_size=”50″ icon_top=”0″ icon_bold=”0″ icon_margin=”0px 0px 0px 20px” hover_effect=”wobble-horizontal” hover_on=”0″ hover_transition=”” hover_font_color=”” hover_bg=”” hover_border=”” hover_radius=””]Atrás[/attractive_button][/vc_column][vc_column width=”1/2″ offset=”vc_col-md-4″][attractive_button link=”url:http%3A%2F%2Fenatacion.com%2Fejercicios-total-immersion%2F|title:Blog|” effect=”” font=”variant:300|name:Open Sans Condensed|size:25″ font_color=”#ffffff” bg=”#969696″ border=”” radius=”5″ margin_out=”10px 0px” margin_in=”” width=”250″ height=”75″ center=”1″ full_width=”0″ icon_on=”1″ icon=”font:IcoMoon|char:” icon_size=”50″ icon_top=”0″ icon_bold=”0″ icon_margin=”0px 0px 0px 20px” hover_effect=”grow” hover_on=”0″ hover_transition=”” hover_font_color=”” hover_bg=”” hover_border=”” hover_radius=””]Blog[/attractive_button][/vc_column][vc_column width=”1/1″ offset=”vc_col-md-4″][attractive_button link=”url:http%3A%2F%2Fenatacion.com%2Fcursos-total-immersion-madrid-malaga-murcia%2F%23proximos-cursos|title:enatacion|” effect=”” font=”variant:300|name:Open Sans Condensed|size:25″ font_color=”#ffffff” bg=”#e74c3c” border=”” radius=”5″ margin_out=”10px 0px” margin_in=”” width=”250″ height=”75″ center=”1″ full_width=”0″ icon_on=”1″ icon=”font:FontAwesome|char:_f073″ icon_size=”50″ icon_top=”0″ icon_bold=”0″ icon_margin=”0px 0px 0px 20px” hover_effect=”grow” hover_on=”0″ hover_transition=”” hover_font_color=”” hover_bg=”” hover_border=”” hover_radius=””]Próximos Cursos[/attractive_button][/vc_column][/vc_row]

3 Comments

  1. Muchas veces es difícil concentrarse, otras la concentración viene y se va… trabajarla es básico y cuando por fin nadas concentrado es cuando llega “el flow”.
    Muy buen articulo amigo, éste tipo de reflexiones no abundan en la red, sólo hablamos de técnica, largos etc…
    🙂

    Reply
  2. Excelente, soy Profesor de Educación Física y trabajo en el área de la natación.
    Completamente partícipe del concepto de calidad ante cantidad, eso trató día a día con mis nadadores de aguas abiertas y con mis nadadores por salud.
    Cuesta entender pero cuando se aplica es muy exitoso.

    Reply
    • Gracias José Ramirez. No entendemos otra manera de mejorar sólidamente: concentración.

      Seguiremos publicando en esta línea y contamos con tus comentarios.

      ¡Disfruta la natación!

      Reply

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go Back